Factura electrónica, una revolución en pleno.

Para nadie es un secreto que cualquier proceso en el que se involucra el componente de cambio genera “una revolución” ya sea en los procesos, en la forma de hacer las cosas, en los resultados obtenidos, etc. En la actualidad y desde hace algunos años estamos viviendo la revolución de la factura electrónica (entiéndase como la revolución del documento electrónico por el contexto general de la transformación digital y sus implicancias en el diario vivir). Como quiera que se vea esta revolución, vino a transformar los procesos actuales y nos involucra en un continuo aceleramiento de los mismos, obligándonos a evolucionar a nuevas formas de hacer las cosas, a reaccionar a velocidades diferentes a las que estábamos acostumbrados en el modelo de facturación física y a generar nuevas oportunidades de negocio.

La implementación de los primeros modelos de factura electrónica en nuestro país ha permitido la construcción de los pilares para que día tras día se sumen a la lista, más documentos electrónicos, los cuales por si mismos no generan todos los beneficios esperados de un modelo digitalizado, ya que dichos beneficios vienen de la mano una vez que más y más documentos se suman al torrente de electrónico que fluyen de manera segura entre las organizaciones que participan del modelo.

El reto tecnológico y su revolución

Una de las principales características que ha cambiado la forma en que se operaba en el pasado, es el reporte en línea de las transacciones de compra y venta al ente regulador, quien de manera juiciosa, dentro de su agenda tecnológica ha implementado mecanismos que le han habilitado para poner en funcionamiento soluciones de Big Data, permitiéndole hacer uso de la analítica sobre los datos de las transacciones que se van reportando por parte de los obligados a facturar, facilitándole a este ente la definición de estrategias de optimización de sus procesos, la generación de los insumos requeridos para la construcción de las declaraciones de renta sugeridas, la definición de políticas orientadas a mejorar el recaudo y a evidenciar evasores, entre otros. De la mano del modelo concentrador de información viene el modelo de estandarización de la información lo que facilita enormemente la definición e implementación de mecanismos de procesamiento y a su vez aumenta las capacidades de análisis de información tan valiosa como la que se registra hoy en día en dichos documentos y como fluyen estos a través de los diferentes actores.

Es muy importante destacar que las características y tecnologías anteriormente citadas no solamente están al alcance de la administración fiscal, sino que claramente pueden ser implementadas y explotadas por cada una de las organizaciones participantes del modelo, los gremios, los diferentes entes gubernamentales y de control, ya sea por su propia cuenta o a través de compañías como Transfiriendo S.A. quienes con amplia experiencia en este tipo de soluciones apoya a sus clientes a través del entendimiento de su proceso no como el ejecutor de transacciones independientes sino como un organismo vivo que facilita llegar a describir un comportamiento, a diagnosticar situaciones particulares de este, a predecir aspectos no evidenciables fácilmente e incluso a  definir prescriptivamente posibles soluciones a los hallazgos generados por los procesos previamente citados.

El uso de tecnologías como la analítica de datos en este tipo de modelos contribuye grandemente al mejoramiento de:

  • La transparencia tributaria.
  • La agenda de la entidad tributaria.
  • La Seguridad del proceso.
  • La Lucha contra la evasión.
  • El aumento de capacidad tecnológica en las organizaciones poniéndolas a la altura de los requerimientos mundiales
  • Siendo un Instrumento para la implementación de eficiencias y optimizaciones en los procesos operativos y de intercambio electrónico de información entre las organizaciones
  • Facilitando tanto el comercio local como internacional.
  • La Identificación de situaciones atípicas.
  • La Identificación de situaciones comunes.
  • La toma adecuada de acciones basadas en datos.

El reto operativo

El fluir de la información a través de los diferentes participantes, les permite a estos el aprovechamiento de las diferentes fuentes de datos en beneficio de sus negocios, facilitando la optimización de procesos internos y externos, dotando a las organizaciones de efectividad para la toma de decisiones, Permitiendo una exigencia mutua del proceso lo que nos vuelve reguladores del mismo, generando eficiencias en la emisión, aprobación de facturas y pagos, mejorando la liquides de las compañías, etc..

El fluir de los documentos tributarios a su vez permite:

  • Mejorar la credibilidad en el proceso de facturación, reporte y tributación entre la entidad tributaria y los participantes.
  • Apalancar otros modelos documentales como la nómina electrónica, contabilidad electrónica, etc.
  • La estandarización como mecanismo de potenciar la comunicación entre los diferentes participantes.
  • La facilitación de mecanismos de negociación de la factura para el mejoramiento de la liquidez de las compañías.
  • Facilitador de las herramientas para asegurar los controles en el transporte de mercancía.

En Transfiriendo S.A. consientes de las necesidades de nuestros clientes y prospectos como socios de negocio, venimos trabajando desde nuestros orígenes en brindar soluciones a sus necesidades a través de la conceptualización de modelos funcionales, que, apalancados en las últimas tecnologías de la información, las buenas prácticas de los negocios y el mercado, generando elementos de innovación y diferenciación frente a la competencia

.

Maurix Granados Mora

Gerente de Factura y Documento Electrónico

Transfiriendo S.A.

Artículo relacionado

Puntos claves para entender la segunda fase de la factura electrónica

¿Necesitas asesoría personalizada?