¿Se podrán negociar las facturas electrónicas?

Es muy probable que para el 1 de enero de 2019 no vaya a estar listo el Registro de Facturas Electrónicas (REFEL), lo que pondría en peligro el negocio del factoring, que consiste en facilitar el proceso de venta de facturas. Siendo esta una de las principales ventajas que contempla la implementación de las mismas.
El sector Financiero es el más preocupado de no cumplirse con la fecha , siendo esto responsabilidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, por lo cual los empresarios no contarán con el sistema centralizador que custodia y garantiza la trazabilidad de negociación de las facturas electrónicas, volviéndose imposible su negociación. Los empresarios que recurren al factoring como fuente de capital de trabajo, no podrán acceder a él durante este periodo de transición, se verán obligados a realizar maniobras para obtener liquidez, entre estas, la cesión de derechos económicos harán que en especial las mipymes tengan dificultades para acceder a capital de trabajo mediante esquemas de factoring..
El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en cabeza de su ministro confirmó que el proceso ha tenido dificultades. Al Banco Mundial se le pidió un trabajo de acompañamiento para realizar este proceso que se hizo público en la etapa de borradores de pre pliego y tuvo muchas observaciones de fondo de orden técnico, jurídico y económico. Junto con la DIAN se están buscando salidas que puedan solucionar todos los inconvenientes que se presentaron anteriormente y los que se presentaron después de un nuevo borrador del pre pliego licitatorio.
Según el vocero de esta cartera se perdió año y medio en una licitación que presento muchos problemas como lo anotamos anteriormente, por tal razón toca buscar una solución transitoria y encontrar más adelante la definitiva.
Para algunos expertos que conocen el proceso, el Gobierno podría hacer algunos ajustes vía Ley de Financiamiento que está planeando, o incluir las tareas en el Plan de Desarrollo y entregarle la responsabilidad a una entidad como Bancoldex que ayude a buscar socios para encontrar una salida.
Lo que es claro para ellos es que se trató de una licitación donde no estaba definido ni precio ni cantidad y si se asigna en esas condiciones una licitación se correria un riesgo muy alto de detrimento patrimonial.

El factoring y la factura electrónica

Con la llegada de la factura electrónica se desmaterializa el título valor, dejando de ser un papel físico con unas características específicas, pasando a ser un archivo de datos. Es decir, que para vender una factura electrónica se necesitan nuevas condiciones de orden técnico y tecnológico para asegurar su circulación.
El Registro de Facturas Electrónicas (REFEL) será el ente que centralizará y garantizará que dentro de las funciones una factura no se negocie al mismo tiempo más de una vez, esta se endosará de acuerdo con la ley de circulación (endoso y entrega) para no engañar a las personas que compran la factura, esta cumplirá con todos y cada uno de los requisitos que establece la ley para que sea considerada como título valor. Así existirá una mayor transparencia, seguridad, trazabilidad y certeza al proceso de venta. El titulo físico exige que por riesgos operativos el cliente del emisor autorice la operación y en algunos casos bloquee su libre negociación.
Según el Ministerio, lo que establece el artículo en relación al derecho de crédito es que la factura electrónica podrá circular a través de la cesión de los derechos económicos siendo este un mecanismo obsoleto que desconoce la ley, este mecanismo afectara la competitividad de las mipymes y el desarrollo económico del país.
Propósitos del nuevo Ministerio
Los Proveedores Tecnológicos de Facturación Electrónica quedaran habilitados temporalmente de acuerdo a sus capacidades a endosar y llevar el registro de las operaciones de las facturas que emitan para sus clientes.
Esto es viable ya que no representa un gasto para las mipymes y proveedores que se encuentran ya funcionando con toda la capacidad técnica, operativa y administrativa para realizarlo. Igual son los que generan las Facturas Electrónicas y tienen toda la información sobre la misma. Para que esto sea una realidad el Ministerio de Comercio debe expedir un decreto que derogue el régimen de transición permitiendo acceder a las ventajas de la Factura electrónica y su circulación como título valor para la financiación de las empresas.
Este es uno de los tantos retos que tiene el nuevo gobierno no solo por el proceso operativo y licitatorio, si no por lo que representa la Factura Electrónica en la formalización, recaudo, desarrollo y profundización del factoring para el país.

Aparte tomados de Revista DINERO